Por qués y cómos en la ampliación de mi APA

El APA es el qué y el cómo estoy relacionándome con ciertas personas, herramientas y recursos en mi esfuerzo cotidiano por ir encontrando mejoras para leer mi mundo y actuar en él. TRAL nos invita a tomar conciencia de esa red o APA para poder luego imaginar cómo mejorarlo.

En este segundo nivel me topo con tres materiales que me han resultado muy sugerentes: el video ¿De dónde provienen las nuevas ideas? De Steven Johnson, el video de Diego Leal Fonseca sobre Pensar en red y las preguntas provocadoras de la actividad Ampliando mi Ambiente Personal de Aprendizaje. Los tres recursos me ayudan a ir pensando dos preguntas que encuentro en el centro del desafío de este segundo nivel ¿por qué ampliar mi PLE y cómo hacerlo? Hago un intento de primeras ideas para responderlas.

Steven Johnson me ayuda a reconocer que ampliar mi PLE no es cuestión sólo de cantidad, Diego Leal además aclara que hay límites cognitivos al respecto. El número  no es lo más importante, sino construir relaciones, vínculos, conexiones que me permitan un aprendizaje que conduzca a la creación de conocimiento desde una perspectiva innovadora.

En Johnson encuentro una invitación, desde la analogía del “café” a ver mi APA como un espacio de innovación. Un espacio con una arquitectura cuyo diseño abre más o menos posibilidades para ésta.  ¿Cuál es el entorno que la favorece? Me aparece como pregunta obligada.

Ambos (Johnson y Leal) me ayudan a reconocer condiciones a atender para que esto sea posible. Diego Leal me ofrece principios de la arquitectura de mi PLE a través de los principios de AIDA. Voy por partes.

Sobre la percepción…

  • Ha sido clave reconocer mis temas. Es sorprendente que teniendo ya muchos años en la vida académica universitaria, es hasta que me aproximo al tema del APA y a su importancia para el aprendizaje en red, que tomo mayor conciencia de los temas en los que he venido trabajando, los autores que he consultad. Esto me ayuda a clarificar mi campo de estudio y también me muestra zonas grises. Hoy ya puedo ubicar personas claves sobre mis temas, me falta estudiarlos, leer sus obras. El que mucho abarca poco aprieta, dice el dicho popular. Por una parte, siento la necesidad de depurar las fuentes que tengo, por otra, la de ampliar hacia fuentes que me lleven a saber y a revisar de forma crítica mi tema actual.
    • Me aparece el interés en hacer confluir y fluir en mi PLE diferentes campos de experiencia (apunta Johnson) Dar cabida a personas que proceden de lugares diferentes, geográficamente pero también en  marcos de referencia. Viendo otros APAs me doy cuenta que me he concentrado en referentes educativos. Quiero conectarme con los que están en otros campos aparentemente no relacionados y tratar de tejer puentes desde otras áreas de saber.
    • Me reconozco en prácticas homofílicas lo que me sensibiliza en el esfuerzo por escuchar a quienes usualmente descarto de entrada o presto poca atención porque no encuentro identificación con “mi rollo”.
    • Profundizar en el estudio de aquellos con los que me identifico, para entenderlos mejor, entender sus razones, pero al mismo tiempo buscar a los críticos de los primeros.

Sobre interacción…

  • Se reitera la importancia el relacionarme más en clave de compartir, lo cual implica escuchar y hacerse escuchar.   Me queda claro que no se va a un café sólo a escuchar al otro.
  • En este proceso Diego Leal coloca una pregunta para la autoreflexión  ¿cómo es la topología de las redes en las que participo? Pero me pregunto qué tanto puedo incidir en la configuración de las redes en las que soy parte. No es algo tan sencillo, pues la red se configura en la interacción de muchos, no todo depende de mí. En este sentido, reconozco por ejemplo que en mi grupo de trabajo y en mi docencia tengo mayor margen de acción. Dejaré el tema de la docencia para reflexión en otra entrada por lo extenso y relevante del mismo.
  • Diego subraya la Diversidad y detona un interés en mí. Acudir a espacios en la red  donde confluyen muchas ideas diferentes. En este sentido, cobran sentido para mis opciones de formación como los MOOC. Un reto es el manejarme en un ambiente caótico, aprovecharlo  como caldo de cultivo para aprender. Aprender en lo masivo y abierto… ahí voy.

Sobre la creación encuentro algunas pistas:

  • Aplicarme en reconocer mis corazonadas. Darme oportunidad de pensar primeras ideas con posible potencial. No autodescartarlas por simples u obvias que parezcan. ¡Me pasa mucho!
  • Darle valor a crear mis composiciones a partir de ideas de otros (dando crédito claro).
  • Permitir que mis corazonadas se conecten con las de otros.

La publicación…

  • Por hora, me enfocaré en mantener esta práctica de escribir mi blog personal. Las medidas previas me parece que facilitarán esto. Voy a asumir la escritura como un “pensar en voz alta”.

En síntesis, tengo mucho trabajo por hacer, diversificar nodos, depurar otros, estudiar e interactuar para ahondar en mis temas, reconociéndome en proceso de… para compartir con otros los productos personales. Me hace eco y coincido con la descripción de Luz Pearson en su perfil de Twitter  @luzpearson en definitivo “soy una versión beta”

A seguirle.

Anuncios

Acerca de Liliana García

Universidad ITESO. Miembro del Centro de Aprendizaje en Red
Esta entrada fue publicada en Reflexión y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Por qués y cómos en la ampliación de mi APA

  1. natacha dijo:

    Lilliana, también viene a ver qué pensás y en qué andás porque como decís la escritura es pensamiento. Hacía mucho no escuchaba a alguien hablar de “corazonadas”, para no decir ímpetus que muchas veces acallamos…
    Seguimos!

  2. Nancy dijo:

    Hola Liliana, te felicito por la claridad como expresas tus ideas y logros alcanzados en este camino que compartimos en #TRAL. Coincido contigo en algunos temas como en tu necesidad de conectarte personas de otros campos no relacionados con el tuyo y tratar de tejer puentes desde otras áreas del saber atendiendo a la diversidad, aceptando y enredando a los “otros”. Me gustó aquello de “Me queda claro que no se va a un café sólo a escuchar al otro” y la importancia de la interacción en nuestros aprendizajes abiertos. Un abrazo y “la seguimos” como tú dices.

    • Gracias Nancy pues seguimos tejiendo desde las coincidencias. Bienvenidos también comentarios sobre aquello que leas “que te haga ruido”, es decir aquello en lo que difieras. = )
      Van abrazos para ti.

  3. Diego Leal dijo:

    Hola Liliana!

    Algo rápido: lo de “reconocer las corazonadas” puede ser más importante de lo que imaginamos. Aunque es especulativo, me pregunto si eso que llamamos corazonadas no son más que patrones que estamos empezando a reconocer de manera inconsciente pero que aún no logramos explicar de forma racional.

    Al menos en mi caso, esas corazonadas que me llevan por caminos poco transitados han sido decisivas en mi proceso de aprendizaje. A veces, todo lo que las ideas necesitan para madurar es tiempo y algo de riesgo de nuestra parte!

    Un saludo!

    • Diego,
      Me hace clic tu especulación de los patrones y del tiempo de maduración, entonces me confirmo en la importancia de documentar esas corazonadas -a través del blog- porque si no la escribo se me van, vuelan de mi cabeza.
      Muchas gracias por comentar.

  4. maria peña dijo:

    va por segunda vez el comentario. claro que ya las ideas que puse, ya se quedaron en algún lugar del error técnico… el asunto del “café” me hizo recordar a un libro que se llama El Espíritu de la Calle de Fernández Christlieb que dedica un buen espacio al papel de las incipientes cafeterías de Francia que conjuntaban a las personas para hablar de diferentes temas -entre ellos la política- y que finalmente terminaron esos temas-ideas en una revolución. Cuando la gente sale a la calle y se encuentra con el otro, intercambia… ahora, no se sale a la calle y se construye desde dentro de la casa u oficina una relación que al igual que en los cafés compartes ideas y temáticas (generalmente con personas que conoces), y que son o pláticas “ociosas” o la gran idea… esto es bueno porque el encuentro con otro que nos escucha rara vez es ocioso. soy ferviente creyente de que invariablemente queda algo que puede ser usado, reprocesado o completado en algún momento. tal vez en el inconsciente que luego nos lanza a las nuevas posibilidades de ideas que ni siquiera teníamos contempladas.

  5. María,
    De acuerdísimo, para mi esas pláticas ociosas, que en lo presencial y local llamamos “de pasillo” me ayudan un montón. Uno trae una idea y en el comunicarla, quizás en un ambiente “informal” (esto es interesante) y en la escucha al otro, en ese pensar juntos, se regresa uno a su oficina con algo diferente y, aunque sea en alguna medida, mejor.
    Me quedo pensando si quizas esto tiene que ver también con el aprovechamiento del “conocimiento tácito” del otro, que resulta tan valioso para construir en red.
    ¿cómo ir construyendo esa conversación en red, en la red? ¿cómo no perder la riqueza de esa charla de pasillo, de café?

    Muchs gracias por tu comentario.

  6. Pingback: Entrada 4, Pautas para el DISEÑO | Presentaciones Ness

Te invito a hacer un comentario aquí

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s