Docencia y aprendizaje en red

IMG_4391Algunas ideas que hoy vineron a mi mente al pensar sobre la promoción del aprendizaje en red desde la docencia a partir de la pregunta: ¿Cuándo podríamos decir que se está promoviendo el aprendizaje en red?

Aprender en red me remite a pensar en la creación de conexiones y flujos para la generación de significados sociales y personales; aprender en red me hace pensar en el  enriquecimiento de las redes sociales, de información y recursos de las personas para aprender. Desde esta idea muy básica la pregunta por cuándo se promueve el aprendizaje en red me conduce a tres ideas:

  1. Cuando se descentraliza la figura del profesor o mejor dicho cuando se genera un aprendizaje más participativo entre todos los que son parte del “grupo” a través de situaciones de aprendizaje que generan relaciones más horizontales de práctica, intercambio, reflexión, diálogo. El grupo es el la unidad donde se procura y la participación horizontal la vía para el activación de la red-clase.
  2. Cuando las paredes del aula se vuelven porosas es decir, cuando se da lugar a una extensión de los flujos de comunicación y construcción más allá del grupo-clase. De diversas maneras, se da lugar a la voz de otros expertos, aprendices. Se amplían los recursos, las personas, los servicios de quien se aprende, se estimula con ello la ampliación de la red-clase. Aquí parece cobrar fuerza el objeto de aprendizaje, de qué se aprender como movilizador para la creación de conexiones.
  3. Cuando se potencian los entornos personales de aprendizaje. Aquí los alumnos extienden sus conexiones, interacciones, recursos, modos de aprender  gracias a las oportunidades y estímulos que da el curso. El curso da cuerda para que el alumno siga tejiendo desde sus propios hilos. El curso es aquí un estimulador de la ampliación y enriquecimiento de redes-personales. Los estudiantes clarifican, enriquecen esto que es o va siendo “lo suyo” en un cierto momento.   Me aparecen aquí los proyectos personales o de grupo donde hay un buen margen de decisión de los estudiantes y donde se trabaja en periodos de al menos un semestre con una fuerte motivación intríseca.

No veo lo anterior como niveles, ni secuencias, son simplemente tres configuraciones en las que puedo reconocer aprendizaje en red con un cierto modo y alcance. Estas configuraciones están asociadas a condiciones curriculares, institucionales, competencias docentes y de los aprendices, por nombrar algunas que en este momento tengo presentes quizás porque en ellas encuentro grandes desafíos y tesnsiones.

Dejo estas ideas, sin antes hacer notar que no aparece en mi entrada una alusión a tecnologías de información y comunicación, no porque estén excluidas sino porque no están en el centro cuando hablo de aprendizaje en red.

Anuncios

Acerca de Liliana García

Universidad ITESO. Miembro del Centro de Aprendizaje en Red
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Te invito a hacer un comentario aquí

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s